miércoles, 7 de enero de 2009

¿A qué chingados vas a Argentina? Y otras boludeces...

Comencé a planear mi viaje a Argentina (Febrero del 2008) unos 4 meses antes. En realidad, lo había soñado como un año antes, ya que no había vuelto a salir del país desde que volví en el 2006. Como siempre, estuve presumiendo mi partida desde que compré mi boleto de avión. Sin embargo, mencionar la palabra Argentina causó un revuelo que no me esperaba: mucha gente me preguntó que para qué iba,  y hablaban con desprecio de aquel país.

Mi humilde opinión es que:
UNO. Están ardidos porque Argentina siempre se las mete en el fútbol a los mexicanos.
DOS. Están ardidos porque Argentina sacó a los ratoncitos del último mundial.
TRES. Los estereotipos de presumidos, altaneros y mamones están tan arraigados en los mexicanos como la pañoleta sobre la cabezota de Morelos.
CUATRO: Están ardidos porque Argentina siempre se las mete en el fútbol a los mexicanos.

Debido a que esa ardidez es algo más de género, trataré únicamente el punto DOS: los estereotipos. Como la mujer viajada y conocedora que soy, he aprendido que los estereotipos no son más que la puntita del iceberg. Tienen su parte de verdad, pero por debajo del mar hay muchas otras cosas.

Sigo pensando que es una lástima que, si decides mover las nalgas de tu país (y gastarte una lanota en el proceso), llegues a otro nada más para defender tu nacionalidad y quejarte porque no hay chile:

  1. Los argentinos son unos presumidos, payasos, petulantes que se creen europeos. Pues a mi me trataron muy bien, son amables y, al saber que soy mexicana me platicaban cosas muy curiosas. En las crónicas de la gente, escribiré algunas líneas de esto. Así que, en la primera impresión, en Europa me llegaron a tratar peor.

  2. La carne argentina no tiene madre. Muy cierto y acompañada de un Malbec es un manjar.

  3. El tango es un baile pretencioso para el que necesitas elasticidad y poner cara de estar haciendo cuentas. Falso. Me enamoré del tango, de su sensualidad, de sus hombres.

  4. Buenos Aires es europea. Si bien sus edificios tienen una notable arquitectura francesa, art decó o gachupina, BsAs tiene definitivamente sangre latinoamericana. Creo que es por sus cables (en Europa están escondidos), por los edificios "modernos" que luego se cuelan entre la arquitectura europea, por no quitar las luces de navidad (¿así o mas latinoamericano?). La calle más ancha del mundo no existiría por nada en Europa. ¡Y los árboles! No había estado en una ciudad de ese tamaño con tantos árboles y parques.


Me confieso totalmente enamorada de Buenos Aires. Así que las siguientes crónicas son totalmente parcializadas, como buena amante abandonada de un tango milonguero.

8 comentarios:

Prox! dijo...

A huevo que BsAs no tiene madre. Las calles laaaaaaaaargas y arboladas me remiten de inmediato a Rayuela. La carne argentina, en tooodos los sentidos de la palabra -léase ovina y femenina- de verdad que no tiene madre y por supuesto, me confieso fan de malbec pero merlot siempre me rompe la madre.

Y la gente, en mi caso también me trato a toda madre y al contarles que era mexicano, de inmediato atraía su atención y me contaban cosas raras jejeje. Cómo olvidar que las mujeres centraban sus hermosos ojos en mi mientras me decían, "cuéntame más, hablame todo lo que quieras que me encanta el acento mexicano". Snif.

Gran blog!

Ulises dijo...

¡Que tal!

Concuerdo con la descripción de que la carne, empanadas, alfajor y el vino tinto son buenisimos; sin embargo no tuve buena suerte con el trato amable en Buenos Aires, en el Calafate y Puerto Iguazú si me trataron fenomenal. En Buenos Aires no están acostumbrados a tener turistas y al percibir mi acento mexicano y palabras que no son comunes simplemente caminaban de largo.
Los argentinos en Buenos Aires siempre están estresados y de mal humor, de aceurdo a mi percepción claro.

¡El articulo está muy bueno!

Saludos.

PD Ahora Argentina está peor que México en el futbol jaja.

Ulises.

Rox dijo...

A lo mejor tenía que ver que soy mujer y ellos unos coquetos. jajaja

Gracias por tu comentario

demadre dijo...

Argentina es el peor lugar de Latinoamérica. La pobreza es extrema y la gente come basura en las calles. Los automóviles y las construcciones son de los años 60 como en Cuba, y el nivel educativo esta a la altura de africa, por culpa del gobierno comunista

alberto dijo...

hermoso buenos aires, estuve allá 4 meses y también me enamoré. Nada como preparles una buena salsa a esos Boludos.

alberto dijo...

jaja y que ellos te respondan con el mejor asado del mundo y con esos vinos exquisitos

ing ins dijo...

Tomatela de aca safa de Argentina kedate en tu pais loca chau.

chau dijo...

Jajajaj aca en Argentina te roban hasta las zapatillas y mas si sos de otro país asi que no vengas. Chau . chau