sábado, 21 de marzo de 2009

Puebleando en el DF – El centro de Tlalpan

Para Reyna



Para nosotros los "provincianos", la palabra Distrito Federal es sinónimo de tráfico, gente histérica, contaminación, policías corruptos y tortas de tamal. Esto cuando estamos de buen humor. Sin embargo, decidí visitarla con la intención de relajarme y perder el estrés que había acumulado en la semana. La capital tiene mucho que ofrecer, ¿pero relax?

Seis horas después de haber descendido del autobús en la Central del Norte, llegué a la penúltima estación del metrobús: La Joya. En realidad, hice una escala en el Museo de Antropología donde por 51 pesitos presencié una exposición guiada que me hubiera costado miles de euros (por el pasaje a Rusia): Los zares. (Los domingos es gratis y se acaba en marzo-2009). Una ganga. Y con el plus que está en español, ya que mi ruso está un poco oxidado.

[caption id="attachment_510" align="aligncenter" width="300" caption="Museo de Antropología"]Museo de Antropología[/caption]

Muerta de hambre y sed, tomé el metrobús rumbo al sur. Cuando llegué con mi amiga Reyna, supo que mis necesidades básicas (hambre y sed) debían ser saciadas. Por eso es que caminamos como 30 minutos al centro de Tlalpan. Tal vez fueron menos, pero yo agonizaba.

Nuestro oasis, nuestra meca, nuestra salvación era, obviamente, una cantina: La Jalisciense.

[caption id="attachment_513" align="alignleft" width="150" caption="La Jaliscience"]La Jaliscience[/caption]

Esta cantina tiene muchísima historia, gracias a su avanzada edad de 130 años. Dicen que es la más vieja que se conserva en Latinoamérica. Los que planearon el centro de Tlalpan fueron unos malditos genios. A la izquierda de la cantina esta una farmacia –para curarte- y después una iglesia –para arrepentirte- y justo en frente, el palacio municipal –a casarte o poner tus cachivaches a nombre de otro-. Esto depende de que tanto te hayas divertido en la Jalisciense.

Desafortunadamente, esa genialidad desapareció tiempo después , ya que por ley, no puede haber una cantina cerca de una iglesia o de un palacio municipal.

[caption id="attachment_511" align="alignright" width="150" caption="Torta de jamón"]Torta de jamón[/caption]

Pero yo iba a alimentarme. Primero una León para que se fuera acostumbrando el estómago a recibir alimento. Después me reencontré con un amor de mi juventud: el jamón de puerco, ¡oh dulce manjar!. En forma de una torta con queso fui feliz. Por su puesto, una excelente compañía con su respectiva plática me comencé a relajar.

[caption id="attachment_512" align="alignleft" width="150" caption="Don Armando"]Don Armando[/caption]

La Jalisciense es una cantina tradicional y auténtica. Quien sólo ha ido a una franquicia de esas que disque remedian algo, ha vivido en el error. Reyna quien es de mis mejores amigas, tiene la excelente costumbre de tomar alcohol, por lo que es reconocida y famosa en el lugar. Don Fernando Fernandez (el dueño) nos platica y nos presume un sombrero muy peculiar. Y por supuesto, no puede faltar el cantante, Don Armando que nos dedicó algunos boleros a nuestra salud.

El centro de Tlalpan conserva ese aire que tienen los pueblitos: trasparente. Sin embargo y contrarrestando a lo caótico de la ciudad, es muy tranquilo. Su plaza tiene un quiosco, un elotero, un loco que mendiga, los tamales de la esquina –con champurrado y en torta-, la panadería, el mercado, los restaurantitos con terraza, las elecciones perredistas, los borrachines miados y tirados, el viejito que usa traje, los novios que se manosean, las flores en las esquinas.

[nggallery id=10]

Sus calles son angostas, empedradas y pintorescas.  Las casas tienen mil colores y hay muchos árboles.  Lo más increíble es que huele a campo.  Y por la noche, la ciudad se escapa de ahí.

[caption id="attachment_525" align="aligncenter" width="150" caption="Atrás, el DF"]Atrás, el DF[/caption]

10 comentarios:

controlzape dijo...

Je. Esa cantina rulea. Hace 15 años fuí y me prometí regresar pero no he cumplido. Un día de estos voy.

Nefesh Bleu dijo...

Tienes mucha razón Rox. El centro de Tlalpan es como un garbancito de a libra perdido en el D.F. Actualmente, yo trabajo a escasas tres o cuatro cuadras de ahí y es una delicia ir a cada uno de los lugares que ofrecen una comida (en algunas ocasiones buena, en otras no)económica muy variada.

De alguna manera, el hecho de comer en los arcos y mirar las escenas bucólicas que ofrecen el parque y el quiosco bien valen la pena los tacos quemados (en vez de dorados que te sirven), rellenos de no se qué parte del pollo, o bien, perderte un rato caminando, mientras te echas una nieve, michoacana, o tepozteca, las disfrutas igual.

O fresamente, te apoltronas en el café de la selva, mientras te echas una buena lectura con sabor a provincia, y a los 45 minutos ya estás de regreso en tu cubil echándole ganas a la persecución diaria del chivo.

Lamento no referenciar alguna de las otras cantinas que se encuentran en el área, dado que desde hace casi 10 años que no bebo gota alguna de alcohol. Pero ésa, es otra historia...

Serguei dijo...

Ti moshis gabarit paruski? Jajaja...

Llevo un año en el DF y parte de lo que me encanta es que aún tengo muchos lugares por conocer, y el centro de Tlalpan es uno de ellos.

Hay gente que piensa que estoy embelesado con el DF, pero también hay cosas que le detesto. Una de ellas es la poca seguridad del zoológico de Chapultepec. Todos los días veo cientos de ejemplares que se fugaron de ahí y van a parar al transporte público :O

Saludos! Aunque no siempre comente, leo todo lo que escribes and I enjoy it :)

Essex dijo...

Me han recomendado varias veces visitar el centro de tlalpan, pero queda muy al sur. Cerca del trabajo y ni así, ja.
Cuando haga caso a la recomendación, ya sabre a donde ir a chingarme las chelas.

RAH dijo...

Hay una cantina muy similar en el centro. Aunque curiosamente ya no me acuerdo bien como llegar, tu relato me resulto muy familiar, tendré que ir a rememorar ;)

Reyna dijo...

Un pasaje casi bíblico eso de ir a la Jali con los cuates... Cuando deje de vivir en Tlalpan será lo primero que extrañaré, luego el depa donde vivo, después lo demás...
¡Qué bueno que la conociste! Hay que volver!!

Bruja Bonita* dijo...

Soy la Bruja Bonita*, yo vivo precisamente aca en el sur del D.F., siempre digo que es el lugar donde VIVIMOS LA GENTE BONITA, es el lugar mas hermoso del d.f., la Jalisciense, mmmmmmmmmmmmmmmmmmm, ahi he dejado con mis amigas las mejores anecdotas platicads entre nosotras, si, las indiscretas mujeres, o bien, tomar un cafe ahi precisamente en La Selva, es mas que DELI-DELI.

Jesus T. dijo...

PERO QUE GUSTAZO ENCONTRARME EN ESTA ACTUALIDAD CON MI PRIMERA CANTINA SI AQUELLA A LA QUE FUIMOS CON NUESTRO MEJOR AMIGO, CUANDO TLALPAN ERA EN REALIDAD UN PUEBLITO DENTRO DE LA CD. de MEXICO.......

Alejandro dijo...

Oigan una pregunta, bueno varias me pueden decir, lugares que aún existan
El centro de Tlalpan porque yo quiero ir y no conozco nada por fa no sean malitos
Alguien ayúdeme, además quiero ir a la cantina el jalisciense pero no se si exista
Ayúdenme please, buen día y saludines

Jorge dijo...

claro que existe la Jalisciense, siguen las nieves, la Selva, la Leyenda, la casa De Frizac, la Parroquia los Goliardos y más, los domingos hay verbena popular, mimos, orquestas y otras cosas para entretenerse