domingo, 9 de mayo de 2010

Buscando vendedoras de caricias en San Juan del Río

Mis colegas y yo partimos rumbo a San Juan del Río en búsqueda de tesoros, mujeres, dinero, fama y fortuna.  Después de haber engullido una cantidad generosa de carnitas en la entrada de la carretera, nos dirigimos a ese resguardo del saber que son las librerías.

Nunca he negado mi origen pueblerino; admito que el vivir en Querétaro me brinda una tranquilidad provinciana que llora como emo cuando salgo de mis parquecitos y las multitudes me abruman.  Sin embargo hay de pueblos a pueblos y San Juan del Río ese en verdad un pinche rancho.  Desde que llegué, tuve la sensación de ser mirada por todos los locales.  Era como si yo trajera el pelo verde o copa triple-C de brassiere, cuando mi único pecado fue llevar falda que no llega a mini.

Como estoy acostumbrada a ser el centro de atención, ignoré el detalle y comencé a pepenar sabiduría.  Y ahí estaba él.  En la sección de saldos y junto a otras insignificancias, Cuerpodivino me esperaba.  La edición está descontinuada, por lo que mi única esperanza era encontrarlo en librerías de usado, pero no, en San Juan del Río estaba nuevo… y en rebaja.  Por supuesto, lo compré.  La copia que antes poseía era robada y me sentía sucia.

Durante la mañana, y después de haber discutido las fáusticas consecuencias que involucra un cadáver exquisito rodeado de melcocha degradadora, sentimos sed.  Las damas presentes nos indicaron que a la vuelta se encontraba una pulquería, por lo que a la voz de VAMOS, fuimos.

[caption id="attachment_1248" align="alignleft" width="150" caption="Pulque"]Pulque[/caption]

En este momento tengo que hacer una pausa en mi crónica y confesar que nunca antes había tomado pulque.  Mi bisabuelo era fanático de la autóctona bebida y dentro de mis recuerdos infantiles se encuentra él, tirado en un catre y apestando a lo que entonces definía como “fuchi”.  Entramos a la pulcata y ese olor a fuchi me pegó de frente.  Ahora distinguí el alcohol y los miados y pensé con cariño en mi alcohólico bisabuelito.  Ante la mirada lujuriosa de los presentes hacia mis piernas, pedimos 3 vasos.

Dicen que para acelerar la fermentación del aguamiel para el Pulque utiliza caca. Pero peores cosas he tomado, así que le di un gran trago a mi vaso.  Lo esperaba más baboso y amargo.  Pero mi paladar detectó un sabor a yogurt natural acidito y diluido con cerveza.  Me gustó, hará falta una cruda pulquetera para tener mi veredicto final.

Como suele suceder, gran parte de la experiencia te la proporciona el lugar y esta vez no fue la excepción.  Un borrachillo leía una copia de un libro de Fernando Savater y filosóficamente me pidió que lo leyera en voz alta y le tomara una foto al texto.  Como sé que la mente alcoholizada hace extrañas peticiones, accedí y aquí lo reproduzco para su disfrute.

Otros personajes eran dos borrachines que sólo hablaban para decirse “sírvete más”.  Solos y ebrios estaban dos viejos que podrían ser hermanos, pero en realidad sólo son pueblerinos que gustan de usar sombreros tanto como a mí me gusta generalizar.

Pulquería Migitorio Ebrios

Me llegó el rumor que en San Juan está una de la casa de las Poquianchis y yo, fanática de la novela de Las Muertas, insistí en ir.  Si bien Ibargüengoitia advierte de los personajes imaginarios de su novela, los sucesos de prostitución, trata de blancas y asesinatos tienen bases periodísticas reales. Pero para mí, la posibilidad de visitar algún lugar en los que Ibargüengoitia estuvo, me tenía emocionada.

Pero para estar a tono de la experiencia, primero pasamos por carne.

Carne

No sé si fue el pulque o las dos cervezas o el peso de la tradición provinciana, pero me llegó la imperiosa necesidad de tomar una siesta, acto bárbaro que yo no acostumbro.  Pero donde fueres haz lo que vieres, así que la casa de las Poquianchis tuvo que esperar.

La tarde estaba por agotarse cuando volvimos a la ex-casa de prostitución y vicio que ahora es una vecindad en la que se rentan habitaciones.  El lugar está en mal estado, lo cual le proporciona un sentimiento lugubrísimo.  Rodeando a un gran patio en el que hay gallos y pantalones de mezclilla colgados, están los diminutos cuartos de 2 o 3metros cuadrados con una ventanita.  Algunos cuartos tienen ese característico olor a fuchi y otros más están acondicionados como gallinero.  Los sanitarios son compartidos y no sé donde está la cocina.  Las instalaciones de luz están por fuera de las paredes y el piso es de cemento.

DSCN4028 DSCN4008

DSCN4013

En lugar embona con lo descrito en el libro: los múltiples cuartos, el enorme patio, el gallinero y sobre todo, el gran salón donde los hombres podían tomar, bailar y elegir a la mujer con la que deseaban tener un poco de recreación amorosa.

Por supuesto, el lugar me encantó y en el acto, di un adelanto de la mensualidad de 600 pesitos.  Emocionada, volví a Querétaro en coche; no sólo iba a dejar de ser una sucia ladrona de libros, sino que también había visitado un pedacito de historia Ibargüengoiezca.

DSCN4029

En honor a la verdad tengo que aceptar que, aunque en internet hay voces que claman sobre la veracidad de la vivienda visitada como parte de la historia de las Poquianchis, no puedo asegurar que así sea. Mi conocimiento del mito/hecho de las Poquianchis se mueve en dos planos: en el real, del cual desconozco prácticamente todo y el de la novela Las muertas, de la que soy irremediablemente fan.

Desde la incomodidad de mi computadora chiquita, hice algunas investigaciones googleanas y llegué a la conclusión de mandar todo al carajo.  Mientras los hechos reales se ubican en Guanajuato, en las ciudades de León y San Francisco del Rincón, Ibargüengoitia establece como localidades de los burdeles a Pedrones, San Pedro de las Corrientes y Concepción de Ruiz en el estado de Plan de Abajo.  Estaba un poco decepcionada, la probabilidad que la casa visitada fuera un burdel de las imaginarias Balardo era muy baja.

Entonces decidí releer Las Muertas.  Con el lugar visitado como escenario, volví a disfrutar de las pericias y desgracias de las hermanas Árcángela y Serafina. Entonces me di cuenta del verdadero tesoro: la novela en sí.

Por eso, esta crónica de viaje termina con una recomendación: tomen pulque y lean Las Muertas.

20 comentarios:

Lupe dijo...

Las muertas es genial!
Que chida crónica Rox. Héctor insiste en que se haga una ruta turística que se llame la ruta de las poquianchis.

controlzape dijo...

"Las muertas" rifa. En una conferencia que dió Ibargüengoitia la comparaba con "A Sangre Fría". Yo creo que le estaba haciendo un favor a Capote.

Estuve leyendo noticias de la época y un documento de un Enrique Moran y ví que sitúan los antros-cementerios clandestinos de las hermanas González Valenzuela (esos eran los apellidos reales de las Baladro) no en Qro, sino en Jalisco y Guanajuato.

pd. Quien quiera leer la novela nomás diga y le mando el PDF.

Rox dijo...

Así es, yo también creo que es un invento queretano y por un momento fui feliz.
BUA

Saludos! :)

Prox! dijo...

Siempre me hablaron de esa casa en San Juan del Rio pero nunca manifesté interés porque antes no sabía nada sobre esa historia, y porque despues, al leer las muertas y casi todos los libros de narrativa de Ibargüengoitia es fácil pensar primero en Guanajuato que en Querétaro. Pero tu crónica rulea, y me gustaron tus fotos. Ah, mi papá solía mmm, procesar? su propio pulque. Snif

PD, el PDF que me hace falta es el de "Los relámpagos de Agosto". Lo quise comprar -otra vez- y no lo tenían en ninguna parte. Dicen que eso pasa cuando prestas libros =(

juan Mazondo dijo...

Les recomiendo "Por Dios que así fue" escrito por una de las Poquianchis, no recuerdo su nombre en este momento. Pero es mucho mas creible, lo que ella cuenta, que lo que lo que cuenta Ibargüengoitia el Las Muertas. O las cronicas que hizo la revista "Porque" Que se enriquesio al undirlas y satanisarlas.

juan Mazondo dijo...

Una disculpa por el lapsus brutus. La revista no fue "Porque" sino Alarma

Pepe_Qro dijo...

Hola Rox, navegando en la basta web encontre tus cronicas viajeras.... la verdad me pase un rato agradable, cabe mencionar que soy de Querétaro y fueron las que mas lei.

Hay mas lugares que visitar en Qro si llegas a tener un tiempo para volver a estas tierras me encantaria conocerte y comentarte algunos lugares.

saludos

ricardo dijo...

Hola! Que agradable cronica...creo que las casas de las poquianchis estubieron en Lagos de Moreno Jalisco,(Allende 15) en San Francisco del Rincon Guanajuato, Leon Guanajuato y la granja de San Angel Guanajuato.

Julio E dijo...

Hola Rox

Que estilo tan campechano y tan no se como describirlo, lo que si te puedo decir es que me senti mucho mejor de lo que me sentia al leer tu crónica. Que barbara, me parece poco menos que excelente... quisiera saber más de tu labor periodistica... en verdad, hace gente que escriba asi como tu lo haces... un abrazo.

Julio E dijo...

fe de erratas

quise decir que hace FALTA gente que escriba como tu lo haces... gracias!

Rox dijo...

¡Hola Julio!! Gracias por tus comentarios. La verdad es que no soy reportera ni nada por el estilo, sólo una aficionada a viajar y escribir.
Saludos :)

Barbacoa y pulque en Boyé | No le cuentes a mi madre dijo...

[...] antes había probado los curados.  El pulque sí, en aquella ocasión que fuimos a buscar vendedoras de caricias en San Juan del Río.  Mi bisabuelo tomaba pulque.  De los pocos recuerdos que tengo de él es acostado de manera [...]

almazan dijo...

si es cierto sus burdeles estan en jalisco y guanajuato, yo conoci el de lagos de moreno, es impresionante me gusta la historia si a alguien le interesa esta historia contacteme podriamos compartir opiniones este es mi e-mail ivan_17live@hotmail.com

marcela dijo...

He leido tu narración y quiero aclararte algo,, San Juan del Río es el municipio más importante de Querétaro,, caracterizado por ser una ciudad industrial y no un "PINCHE RANCHO" aunado a ser la cuna de grandes personalidades históricas y de mujeres de gran belleza pero sobre todo de un desarrollado coeficiente intelectual,, si el interés que te trajo a éste lugar fue el comprobar un mito pues bien por ti pero sinceramente dudo mucho que hayas sorprendido con tu "supuesta belleza" que tanto presumes por según tú estar acostumbrada a ser el centro de atención,, y aunada a tu raquítica narrativa sólo te puedo decir que deberías haber mencionado la ubicación de la casa que visitaste asimismo como el de la pulquería y librería,, y también deberías haber agregado una foto tuya digo para comprobar que efectivamente estuviste en el lugar que refieres y ya de paso para juzgar tu "supuesta belleza" así como tú juzgaste muy perdidamente un lugar lleno de historia y encanto. Espero no te cause algún conflicto sicológico mi comentario,, porqué a mi sólo me queda claro que te falta mucho por aprender y mejorar,, si vas a viajar y pretendes conocer hazlo de una manera objetiva sino mejor invierte tu dinero en algo que aproveches más... Saludos!!!

Librerias en guadalajara dijo...

Hello! I could have sworn I've visited this website
before but after browsing through some of the articles I realized it's new to me.
Anyways, I'm definitely delighted I discovered it
and I'll be bookmarking it and checking back
regularly!

Leonardo Neri dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la mujer llamada Marcela, yo soy del Distrito Federal, jamás había ido a San Juan del Río y cuando lo visité me pareció un lugar muy bonito, sobre todo el Centro, lleno de historia y riqueza cultural. Y hasta donde recuerdo, inclusive las pulcatas tienen una onda "fresa", que para nada concuerda con lo aquí descrito.

Al leer ésto, (sobre todo lo de -Pinche rancho-) me hace pensar que esta mujer "extremadamente bella", anduvo por la periferia de San Juan, en lugares como "la valla", o "pueblo quieto", que si bien, no están igual de urbanizados como el centro de San Juan, son lugares que merecen respeto, sobre todo de los metiches con aires de grandeza y almas de literatos frustrados, que pretenden redactar una gran historia con mucho estilo, pero que sólo dejan ver la incapacidad de las personas al investigar, la ignorancia y la falta de humildad, sin dejar de lado, la falta de creatividad que necesita un verdadero cronista, el cual nunca usará palabras despectivas, ni frases como olor a "fuchi" para despertar el interés de un lector por un lugar o por una persona...

Porque usted disculpará, pero no pude imaginarme tal belleza en su persona con su poca gracia al escribir... Yo tampoco la tengo, por eso no tengo un blog para escribir crónicas...

¡Saludos! y la invito a realmente hacerle honor a una historia como la de las "Poquinchis" y a ubicarse bien geográficamente durante su búsqueda de "aventura".

Buen día.

harpan spel dijo...

Great post. I used to be checking constantly this
weblog and I'm inspired! Very helpful information specifically the ultimate section :) I
care for such info much. I was seeking this particular info for
a long time. Thank you and good luck.

just cause 2 v1.0.0.2 trainer dijo...

Excellent, what a weblog it is! This blog presents
valuable facts to us, keep it up.

max payne 3 pc trainer dijo...

Hi there, I want to subscribe for this web site to take
latest updates, therefore where can i do it please assist.

working capital loan dijo...

I am really glad to glance at this blog posts which consists of tons of useful
data, thanks for providing these information.

Heree is myy web blog :: working capital loan