jueves, 7 de abril de 2011

Aventuras de una vampira y unos zombis en Europa

A cualquiera le puede pasar: eres un rubito flacucho, introvertido y con un padre homosexual. En la escuela te bulean a diario y no se lo dices a nadie. O bien, eres una chica pre-adolescente y bien educada, que no pasa de la puerta sin permiso, sólo sales de noche y los gatos te odian. Además, tu padre mata -literal- para alimentarte. ¿Qué surge de un encuentro así? Amor, amistad y una niña con la boca ensangrentada.

El comienzo de Låt den rätte komma in es, como toda película europea, lento. La prometida niña vampiro no se aparece y sólo vemos sufrir al güerito en silencio. Entonces se encuentran estos dos. Temerosos y retraídos, Oskar y Eli comienzan a buscarse. Él le confiesa que lo bulean y ella le dice que no se deje. Él le compra una dona y ella la vomita. Se abrazan y duermen juntos.

Gracias a películas de pubertos calientes, el género del vampiro entró en crisis. Y no sólo por abusar de la exposición de pectorales, si no porque a esos vampiros nomás les quedó el gusto por las mordidas. En esta película, las reglas originales que rigen a los vampiros (no salir de día, pedir permiso para entrar, ser odiado por los gatos, etc) están presentes y se respetan. Además está la amistad y sinceridad infantil. El apoyo incondicional y la aceptación del otro, aunque ese otro sea el asesino serial del pueblo.

Låt den rätte komma in se ha convertido en mi película de horror-amor favorita. Sin necesidad de grandes efectos, las escenas son poderosas. Por ejemplo, hay una escena donde una infectada de vampirismo, es atacada por una jauría de gatos (¿felinouría?) y la pobre aspiranta a vampira cae rodando por la escalera. En ese momento, me levanté de la cama y aplaudí.

La película tiene fotografía, dos enormes personajes y actuaciones extraordinarias. Creo que el final no sorprende mucho. Y es que no necesita “sorprender” con vueltas de tuerca hollywoodenses cuando la historia es tan hermosa.


Le Horde también comienza lenta. Los franceses se toman su tiempo para explicarte la situación: durante el entierro del poli bueno, una putita de sobacos peludos decide vengar su muerte. Para eso, llama a sus otros amigos polis a actuar “al margen de la ley” y madrear a los extranjeros fils de pute responsables. Los franceses platican, comen su baguette, se quejan de los gringos y 20 minutos-película después entran al edificio donde están los asesinos malos de polis buenos.

No. Aún no hay zombis.

El operativo “sorpresa” se les revierte y los sorprendidos y baleados son los polis buenos. Ahora hay sangre, pero no hay zombies. Y es que los malos y desgraciados fils de pute apresan a los no tan buenos polis quienes ya comenzaron a conflictuarse. Que si la putita es putita, que si yo ni quería, que a qué hora compramos las boinas. Para sentirse muy malo, el jefe negro de los malos vacía su pistola (la que mata (no de placer)) sobre un pobre inocente con la cabeza embolsada. No, todavía no hay zombis. Pero si hay enojo por haber salpicado de sangre la camisa de seda del malo número dos.

El ambiente está tenso. Los malos no saben si matar a los polis o si hay más afuera o si la mancha en la camisa sale con Vanish. Los no tan buenos están presos, uno de ellos herido y empiezan a desconfiar de la putita que los llevó ahí.

Entonces salen los zombis. El embolsado y baleado enseña los dientes y se alimenta de los músculos de uno de los malos. Buenos y malos corren al techo no sin antes madrear a unos cuantos moridos. No hay explicaciones o deducciones de lo que podría estar pasando. Nada de tele, sorpresas o indagaciones mafufas. Y a pesar de saberse rodeados, los seis (tres malos y tres no tan buenos) deciden (aunque no fue por consenso, ni que fueran gringos) unir fuerzas y bajar. Se siguen queriendo matar entre ellos, sin embargo su ego de amante francés les hace creer que pueden contra los zombis.

Y no pueden. Esto no es spoiler, porque es una regla universal que los zombis rules.

Así que lo mejor que pueden hacer los franchutes es pelear cuerpo a cuerpo con los zombis. Con Le Horde aprendí que los zombis franceses no se mueren a la primera y que es divertido darles de putazos. ¿Dónde pelean una zombi sexy y una poli puta? Pues en la cocina. Y la matas con el refri. ¿Qué hacen los malos malos y malos no tan buenos ante un zombi herido? Pues torturarlo. ¿Quién tiene más testosterona? el de bigote.

Por supuesto, Le Horde no tiene grandes efectos especiales. Lo que tiene es sangre, muertos que caminan y un loco panzón.

Al parecer, ya está la versión gringa de Låt den rätte komma in y seguro que no tarda la de Le Horde. Sépanse que si cacho a alguno de ustedes viendo esos remake, los corro de este h. blog no sin antes embarrarlos de menstruación.

Acá les dejo los trailers, pero deberían de estar torrenteandolos ya.


13 comentarios:

zonico dijo...

Rox, a mí me encantó la sueca, y coincido con tus apreciaciones (aunque hay aun dos o tres cositas que puedes descubrir en una segunda vista) y el fin de semana me aventé la gringa :-S (perdón, la vi antes que escribieras el post) y la verdad, la verdad, no me pareció mala; es un poco más gore y con efectos especiales además que es más oscura. Lo que me gustó es que hace un remake guardando todo respeto por la original cosa que no se ve tan seguido. Aunque claro que Låt den rätte komma in es la mejor película de vampiros hecha en muuuuchos años

poeta_sin_inspiracion dijo...

y yo que te iba a nombrar vampireza de esperma joven.. chaa ni modo ahí sera para la otra que comente mas rapido...

Petronio dijo...

Creo que eres la única que piensa que quien mata para alimentar a Eli sea realmente su papá, quedarte pensando si lo es o también es un amiguito como Oskar es algo que queda a juicio del espectador con ese final que "no sorprende mucho", después de todo, no se sabe cual es la edad real de la vampira y a juzgar por sus tesoritos es bastante vieja.

¿Alguien vió la version made in America?

Petronio dijo...

Creo que eres la única que piensa que quien mata para alimentar a Eli sea realmente su papá, quedarte pensando si lo es o también es un amiguito como Oskar es algo que queda a juicio del espectador con ese final que "no sorprende mucho", después de todo, no se sabe cual es la edad real de la vampira y a juzgar por sus tesoritos es bastante vieja.

¿Alguien vió la version made in America?

Anónimo dijo...

Deberias de poner el nombre de las versiones americanas.

Rox dijo...

Zonico: Ya tengo ganas de volver a verla. Y te perdono el desliz, snif
Poeta: ya deja las drogas
Petronio: Pues no se si lo sea, pero el rol que toma si es de padre. Si la prostituyera sería su padrote, si se la cogiera fuera su violador. Como le da de comer, para mi es su papi.
Anónimo: para eso está google

Saludos!

Petronio dijo...

Pues no exactamente, él habla de ella como si fuera su hija, pero lo que quiero decir es que podría ser otro amigo que conoció en otro tiempo, como Oskar y que nunca lo "convirtió" y viven dependiendo uno del otro, él le consigue comida, ella le hace el paro con los abusivos o sonsiguiendo varo ¿que se yo? El punto es que esa impresión me dió (y a otras personas también) al final de la película.

La versión made in América es "Let me in"

Sivoli dijo...

yo me la pelé para ir a ver "Let me in" me dijeron que estaba chida.

A ver si encuentro la original.

Y Sí, las pinchis peliculitas de galanes vampiros y la escuincla esa de "muérdemeee! hazmeee vampiraaa"me cagan... pero se van a quedar bien pendejas cuando Guillermo del Toro saque la Trilogía de la Oscuridad... Si es que la saca en cine.

Guffo Caballero dijo...

Tienes razón el Zónico: la versión gringa de la sueca está muy chida.

Me gusta la escena -de la sueca- donde el güerinche se duerme con la morrita...

Saludos.

Prox! dijo...

Ya las "compré", ¿y ahora?

Necesito comprar 4 horas para verlas. Jo.

Rox dijo...

Sivoli: ¿apoco la pasaron en el cine?

Guffo: La comunicación entre los morros está fregona. También lo de las clave morse.

Prox: ora que salgas de la escuela :P

Sivoli dijo...

Rox, la peli "Let me In" duró a lo mucho dos míseras semanas en el cine, en salas intermedias, no las meras meras. Y quien sabe si haya estado en toda la república. Acá en PuebloQuieto nunca pasaron "Back to the Future" por ejemplo

Prox! dijo...

Ya salí. 2semanas2 de descanso. Encontraré el tiempo. Seguro.