miércoles, 5 de diciembre de 2012

Black mirror o un reflejo oscuro y cercano

Black Mirror es una miniserie de tres capítulos que no van en serie. No es de extrañar que sea inglesa ya que a estos isleños les encanta inventar sus propias reglas. Sin embargo, los tres capítulos tienen en común que narran una distopía que puede llegar a sentirse muy cercana. Sin llegar a ser un mundo apocalíptico, la propuesta de Black Mirror asusta. Y es que conocemos al "Coco": Youtube, Twitter, Ipad o American Idol, smartphones.



En The National Anthem, unos golpes en la puerta de la habitación despiertan al Primer Ministro de Inglaterra: acaban de secuestrar a la Princesa más querida por el pueblo y, a menos que se coja una cerda (de esas que saben tan bien en taquitos con salsa molcajeteada) en cadena nacional, el secuestrador la matará. Cuando despiertan al Primer Ministro, el video con la Princesita atada y llorando es viral. Entonces el smartophoneado pueblo toma el poder mediático. Juzga y presiona al gobierno quien además, hace las pendejadas de siempre.

¿Algo así podría pasar en nuestra sociedad? Algo me dice que ya pasó.

Link a The National Anthem, los de Channel 4 no dejan embeberlo, grrr.

15 Million Merits se burla de los reality que lanzan "estrellas" por el voto del público. El capítulo se llama así ya que la gente obtiene méritos por pedalear una bici estática. Viven en un cubo con paredes táctiles que reflejan la TV o las aplicaciones que compran. De no ser por los "vecinos" de bici, las relaciones personales son nulas. Además para eso existe un avatar que puede visitarte en las paredes del cubo. Vestidos de gris, estos seres no hacen más que pedalear y descansar en su caja. Bing tiene cerca de 15 millones de méritos, que es como dinero para comprar desde pasta de dientes, hasta apps para su caja. Bing ahorra su méritos; gasta apenas para lo indispensable. Entonces conoce a una chica hermosa que sabe cantar. La motiva para que vaya al concurso y todo se va por el caño. Esta vez, el reflejo negro es una sociedad gris cuyo mayor logro es salir en un reality que maltrata a los concursantes. Una sociedad clasista y conformista.

   

The entire history of you es, a primera vista, la que menos referencias actuales tiene. Con una estética de la gringolandia de los 50s, podría decirse que la sociedad es bastante "normal" excepto por un chip que graba todo lo que la gente ve. Todo. La película puede reproducirse a capricho en los propios ojos o en una televisión. En la trama encontramos a un hombre que se siente fracasado por no conseguir un trabajo. Además presiente que su mujer lo engaña con un excompañero de la escuela. El individuo no tiene acceso a las grabaciones de la mujer, o de su supuesto amante; sin embargo, puede rebobinar y hacer zoom en lo que considera indicios de infidelidad. En una escena impactante, el matrimonio está cogiendo de una manera automática, sin pasión. Pero en sus ojos, cada quien reproduce una escena de sus primeras cogidas, en donde jadeos y sudores existieron. Patético.

Aún no tenemos un chip grabador, pero que levante la mano quien, movido por un obscuro sentimiento, no haya stalkeado y sacado conclusiones de fotos de Facebook, checkins en foursqueare o post crípticos en blogs.

Link al avance de The entire history of you



Bájense Black Mirror, es imperdible. Luego me cuentan cómo les fue en el reflejo. En una realidad más agradable, mi post ñoño de las mujeres que desarrollan software.

No hay comentarios: