martes, 15 de enero de 2013

Asustiniana, mi nueva tabletita

Me compré una Tablet Asus nomás por convivir. Asustiniana, la acabo de bautizar. En realidad no necesito demasiado a Asustiniana. Pero como Valerie ya colgó las teclas y a veces me dan ganas de ver videos de TED echada en la cama, compré la mentada tabletita.

Tomé la decisión de comprarla mientras comía una torta de romeritos. Me levanté de la mesa y anuncié: voy a comprarme una tablet. Tomé la torta de bacalao que me faltaba por comer y salí rumbo a Best Buy. Dos horas después, se la presumía a mi madre. ¿No que te ibas a comprar una tablet?, me dijo. Y es que la gente le hace el feo a Asustiniana porque tiene teclado.

Asustiniana, no la real

El teclado (le llaman dock) tiene varias maravillas: pila extra, hoyito para USB, hoyito para SD y demás tarjetitas. Y por supuesto teclas porque soy una anciana que se niega a escribir sin que suene tacataca. Además, la tablet tiene miniHDMI y hace que la ame. Pero el verdadero y gran plus es que es roja. YouTube me informó que tiene un núcleo de 4 cores o cuatro núcleos o algo así que suena que es la última chingonería que procesa bytes.

Mi marido obtuvo en herencia y a cómodos plazos el iPad 2 de mi padre. Por supuesto, lo que mi padre quería era la iPad 3, para poder mandar fotos de su nieta iguales a las de antes. Y como somos una pareja de ancianos, a las 8:30 nos vamos a la cama y mientras leemos cada quien en su tablet, nos mandamos besitos por chat. A las 9:30 apagamos la luz y las tablet descansan en el buró que está de mi lado. Por San Linus Torvalds, duermo con una iPad junto :(

En los youtubes hay varios videos que comparan la Asus con los iPads. Yo no voy a decirles cuál es mejor. Sólo les diré que Ricardo me roba a Asustiniana porque el Angry Birds Star Wars gratis prácticamente no tiene niveles para iPad. In your face, dead Steve Jobs!

En fin, la verdad es que estoy traumatizada con algunos de los videos en los YouTube, sobre todo los de TED. Si algún día sienten que la vida no vale nada y no tienen un tequila cerca, métanse al canal de TED.