miércoles, 2 de octubre de 2013

Un gallito de torrents, por favor

Games of Thrones

Le regalé a mi papá el HDTV en donde veíamos las series que mi Maridaje y dealer torrenteaba. Con rasputina, no lo necesitaba más. Viajamos a Guadalajara con nuestro DD repleto de las series que hemos visto. En la computadora de mi papá dejé aquellas que pensé que podrían gustarles: Games of Thrones, Mad Men, Luther, Louie, Downton Abbey, etcétera. Mis papás tienen cable, sin embargo nunca han sido serie adictos. Cuando vivía con ellos, veían Friends y demás sitcoms que nosotros veíamos. Pero las series hard core, nunca las habían visto... hasta ahora.

Como dije, les conecté el chunchito a la tele y les enseñé a utilizarlo. Vimos algunos videos y fotos de la nieta/sobrina también. Entonces les dije: comiencen por Game of Thrones, es el evento televisivo de la dé-ca-da, aseguré. Un mes después, mi papá me llamó al celular en horas de trabajo. Nunca lo hace, a menos que sea una emergencia. 

Su voz temblaba: Hija, me dijo sin saludarme, ya no podemos ver Game of Thrones, se traba, es el episodio 9 de la segunda temporada y ¡el 10 inicia y también se traba! Cómo se llama el archivo, a ver, puedes abrir otro, a ver, cuánto mide. Aunque mi papá ha tenido computadoras, el iPad vino a llenar sus necesidades informáticas. Con el iPad no se tiene que preocupar por sistemas de archivos y programas de reproducción. Su compu está arrumbada y polvorosa. Así que explicarle cómo torrentear fue causa perdida y decidimos subirlo a Megaupload. Un día gracias a Infiernitum. Y al bajarlo igual, montón de problemas. Así que tuvimos que llevarle la tercera temporada en coche.

Ojalá hubiera estado con ellos cuando vieron The Red Wedding. Mi mamá es de esas que brincan, gritan y blasfeman cortando las groserías cuando una trama les apasiona. Un domingo me dieron la noticia de que ya se les habían terminado los Games of Thrones. Danos más, exigieron. Todos queremos más, les dije, desafortunadamente, hasta el siguiente año hay más. Le pregunté a mi mamá qué le había parecido el episodio y dice que lo del bebé fue lo más feíto. Mi papá dice que mi mamá grito ¡Noooo, el bebé noooo!

Sopranos

Estamos volviendo a ver The Sopranos. The Sopranos fue la serie con la que nos estrenamos como serie-adictos. Mi Maridaje, que es el dealer y curador al mismo tiempo, es quien propuso verla otra vez. Y yo, que lloré como amante rusa abandonada cuando Gandolfini murió, dije madonna, sì, per favore! capuchino! 

La primera vez que vimos la serie ya había terminado. Nos compramos un reproductor de DVD y nos suscribimos al Blockbuster. Suena que fue hace mucho, pero son un poco más de 3 años. Los días de promoción (¿martes?) rentábamos una temporada de la serie. Y después íbamos a la Comer a comprar pasta y vino. Una semana después, repetíamos el ritual. Pasta, vino y mafiosos para toda la semana.

El final de la serie terminó con un no-mames-qué-pedo y 2 kilos extra.

Pero como dije, la estamos volviendo a ver. Esta vez torrenteada. Es curioso lo que yo recuerdo y lo que mi Maridaje recuerda de la serie. Por ejemplo, yo me acordaba perfectamente que la hermana había matado al novio mafioso porque le había pegado. Y de la violación de la Doctora Melphy y cómo tuvo un arma en la mano (Tony) y no había hecho nada. Son escenas fuertes, de violencia contra las mujeres. En cambio, mi Maridaje sólo se acordaba que mataban a Pussy.

En fin, la serie es tan pinche buena que a pesar de que sé qué va a pasar, me pongo nerviosa. Como en la lancha donde matan a Pussy. Supongo que era el movimiento de la cámara. No sé.

Y claro, a nuestra canasta básica agregamos pasta y vino. What you want me to do?

Breaking Bad

Se acabó. Yo quedé contenta con el final. Cerró esos flash-backs con los que comenzaron cada una de las partes de esta temporada final. Además no se olvidó de los junkies y de Hank. Pero sobre todo, la escena final entre Walt y Jesse. Más allá de los balazos y la muerte, la relación entre estos dos es la que marca a la serie. Ese estire y afloje entre te mato y te cuido es BIEN PINCHE BONITA.  Ya quiero que pasen 3 años para volver a verla, snif.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya se te extrañana anonimamente :)

Anónimo dijo...

Ya se te extrañana anonimamente :)